Tips gato al veterinario

5 tips para llevar a tu gato al veterinario sin complicaciones

Todos los que tenemos gatos en nuestro hogar sabemos lo importante que es brindarles bienestar a nuestras mascotas, que en definitiva su comodidad y bienestar se convierte en el nuestro. Es por eso que tratamos de suplir necesidades básicas como tener un buen cuido para su alimentación, brindarles gimnasios para que puedan jugar y pasar las tardes de reposo o adquirimos arena para gatos de buena calidad para su arenero. Un tema que surge como necesario, aunque no sea cotidiano, es el ir al veterinario a chequear cualquier situación de salud que se presente. 

Aquí te contamos los tips para llevar a tu gato al veterinario sin pasar por un suplicio. 

Las idas al veterinario para nuestros gatos suelen ser un poco tormentosas, ya sea para poner una vacuna o hacer un chequeo, cualquier situación que implique ir a ese lugar pondrá un poco nervioso a tu michi. Esta situación tensionante no se da por un conjuro que tengan todos los centros veterinarios o porque los gatos tienen un sentido gatuno que les indica peligro cuando van camino al veterinario, la razón por la que los gatos tienden a ponerse nerviosos en estas visitas es porque recuerdan experiencias traumáticas en las que sintieron dolor o ruidos incómodos. Adicionalmente, el ver y compartir con otros animales desconocidos en espacios tan pequeños los pone alerta y los altera. 

Recordemos que la comodidad y la privacidad para un gato son fundamentales, tanto así que cuando su arena para gatos les incomoda prefieren dejar de usar su arenero con tal de no sentir esa sensación negativa. Pasa lo mismo en las visitas al veterinario, aunque en este caso las visitas son necesarias para su salud.  

1. Lo primero que debemos tener en cuenta para tener una visita adecuada al veterinario es elegir un día y una hora tranquilos en la sede a la que llevaremos a nuestro michi. Podemos informarnos con el veterinario de confianza sobre qué momentos del día es menos frecuentado el consultorio, y en caso que nos sea posible, llevarlos en esos momentos para que no haya muchas otras mascotas en el mismo lugar que puedan alterar los nervios de nuestro gato.

2. Los gatos prefieren lugares oscuros y pequeños en donde se sientan cómodos y no vulnerables. El segundo tip a tener en cuenta parece ser muy simple, pero su efecto es importantísimo: cuando salgas de casa utiliza un guacal cómodo y que tu gato conozca para que haya experimentado una sensación de protección, adicionalmente cúbrelo con una manta para evitar que tenga contacto visual con otros animales al momento de llegar al consultorio veterinario.

3. Es que el tema de los espacios es algo muy importante para la comodidad y bienestar de los gatos debido a su instinto protector y territorial, es por eso que elementos como las camitas y los areneros son tan importantes en sus vidas y en la creación de rutinas y espacios de protección en los que los elementos como las cobijas, juguetes o la arena para gatos generan una conexión que les brinda tranquilidad. El siguiente tip va en esa dirección: cuando salgas de casa hacia la veterinaria lleva contigo una cobija u otro elemento que le guste a tu gato esto con el fin de que tu michi perciba el olor del hogar que lleva consigo el elemento que decidas llevar.

4. Evita lavar el guacal cada vez que lo uses, ya que al hacerlo vas a eliminar los olores que le generan familiaridad a tu gato cuando esté fuera de casa. No podemos confundir la higiene con la comodidad de nuestra mascota, como sucede con los areneros, por ejemplo. Estos espacios son recomendables lavarlos cada vez al momento de cambiar la arena para gatos, aunque lo ideal es hacerlo sin jabones que puedan dejar olores incómodos que ahuyenten a nuestros michis.

5. Cuando estés en la sala de espera de la clínica veterinaria debes evitar que los perros que están en el lugar se le acerquen a tu michi, pues esto lo pondrá en alerta al interior de su guacal. Algo que podría ayudar es no ubicar en el suelo a tu gato mientras esperan su turno, sino ponerlo en tus piernas o en lugares altos.

Lo más importante al momento de llevar a tu gato al veterinario es conocer sus hábitos y gustos, para definir cómo es la manera más cómoda de pasar estas visitas que pueden ser esporádicas, pero casi que necesarias en algún momento de la vida de nuestros michis. 

Ingresa a nuestro pagina web para más información: https://ahgataarena.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *