4 diferentes tipos de arena para gato

4 diferentes tipos de arena para gatos. ¿Cuál será mejor para mi michi?

Uno de los elementos fundamentales a la hora de brindarle bienestar a nuestro gato es sin duda alguna el arenero. Este espacio es de vital importancia en la manera que nuestro gato convive día a día. Más allá de pensar en el tipo de arenero que podamos utilizar para la comodidad de nuestro minino, hay que pensar en el tipo de arena para gatos que le vamos a suministrar. Existen 4 tipos de arenas diferentes y conocerlas ayudará a saber cuál es la mejor opción para nuestro michi y para nosotros mismos como aseadores.

Si estás un poco enredado con el tipo de arena para gatos que debes utilizar, aquí te contaremos cuáles son los tipos de arena que existen en el mercado, pasando por sus pros y sus contras. Esto no solamente puede interesar a hogares en los que recién tienen gatos; hay hogares y “esclavos gatunos” que no saben muy bien porqué su michi tiene problemas al momento de hacer sus necesidades, y esto puede tener que ver con el tipo de arena para gatos que utilizas.

El primer tipo de arena para gatos del que hablaremos será la arena absorbente. Esta es la más común del mercado y casi que la podremos encontrar en cualquier tienda de barrio o mercado de mediana y gran capacidad. La absorbente es un tipo de arena muy económica, y esto no es un dato menor teniendo en cuenta que hay diferentes tipos de presupuestos en cada hogar. 

El compuesto del que está hecha la arena absorbente es la sepiolita, un mineral que no nos va a ayudar a retener los malos olores. Por sus características y su grano de tamaño mediano, este tipo de arena para gatos levanta mucho polvo en su uso, algo que puede ser perjudicial para las vías respiratorias de nuestros michis, o incluso de las personas que habitan en la casa. La recomendación para este tipo de arena es cambiarla mínimo una vez por semana, y obviamente, recoger los desechos de manera diaria.

El segundo tipo de arena para gatos que podemos encontrar en el mercado es la aglomerante. Y para hablar de este tipo de arena tomaremos como ejemplo la arena Ah! Gata que tiene una novedosa tecnología que seguramente nos hará la vida más fácil a nosotros y a nuestros michis. La principal característica de la arena Ah! Gata es su capacidad de aglutinar en bolitas los desechos sólidos y líquidos de nuestros gatos; esto facilita la limpieza diaria de los areneros, ya que gracias a su capacidad ultra-aglomerante podemos quitar con facilidad las heces y orines mientras el resto de la arena que no fue tocada por los desechos permanece completamente seca y limpia.

La arena aglomerante Ah! Gata es completamente orgánica, lo cual es una novedad, ya que existen otros tipos de arenas amigables con el medio ambiente, pero no tienen los beneficios de la arena aglomerante. Por su composición, esta arena retiene de manera muy eficiente los malos olores y permite que el tiempo de cambio total de la arena se prolongue más con respecto a la arena absorbente. En este caso podemos cambiar el arenero cada mes, aunque, cabe aclarar, que la limpieza de los residuos de nuestro gato debe ser diaria. 

El tercer tipo al que haremos referencia es a la arena ecológica. Como su nombre lo indica, este tipo de arena para gatos es amigable con el medio ambiente ya que está hecha con materiales orgánicos como puede ser el aserrín, las plantas u otro tipo de minerales. Esta no es la opción más barata del mercado, aunque por otro lado son arenas que no levantan ningún tipo de polvo y rinden mucho, esto ideal para casas con dos o más gatos. 

El componente del que está hecho este tipo de arenas para gatos hacen que absorban del todo los malos olores. El tiempo recomendado para cambiar el arenero por completo es de un mes y los residuos finales de la arena pueden ser utilizados luego como abono para las plantas, jardines o huertas.

El cuarto y último tipo de arena para gatos al que nos referiremos es la arena sílice. Su principal diferencia con respecto a las tres anteriores es que esta es una arena artificial creada en laboratorios, algo que hace que sea la de mayor duración en su uso. Su textura es como en forma de cristales blancos y sintéticos que evaporan por completo los orines de nuestros michis, haciendo que sólo tengamos que recoger diariamente los residuos sólidos de la arenera. No es una arena económica y su principal contra es que al ser fabricada en un material sintético puede llegar a ser incómoda al tacto para algunos de nuestros gatos.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *